Adolescentes y Redes Sociales

Muchos padres están preocupados por el uso excesivo de la tecnología y la relación entre adolescentes y redes sociales y es importante entender de qué forma podría afectar a los niños pequeños desde el punto de vista del desarrollo interpersonal. Los niños en edad preescolar están aprendiendo nuevas habilidades sociales y cognitivas a una velocidad que nunca volverá. Es una lástima que pasen esa etapa mirando una pantalla. Sin embargo, los padres con hijos adolescentes parecen prestar menos atención a este fenómeno, cuando la adolescencia define cómo serán algunos rasgos y habilidades sociales de ese futuro adulto, debe prestarse atención a una sana relación entre los adolescentes y las redes sociales.

imagen adolescentes y redes sociales

 

Las Redes Sociales Pueden Producir Ansiedad y baja Autoestima

Siempre ha sido normal que los adolescentes pasen horas distraídos hablando con otros chicos de su edad, incluso en horas de estudio o de madrugada. Es normal y sano porque es la forma de desarrollar la capacidad de relacionarse con los demás, con los aciertos y errores, tras ilusiones y desilusiones. La diferencia es que hace unos años se hacía en persona, aprendiendo los matices que el lenguaje corporal nos ofrece, con las muecas y gestos de aprobación o descontento.

 

También la voz ofrece información no explícita, las distintas entonaciones ofrecen información sobre el estado de ánimo, por ejemplo, que para saber interpretar adecuadamente, es necesario desarrollar estas habilidades cuanto antes y solo es posible dejando a un lado los dispositivos electrónicos.

 

Cuando se traslada gran parte de la comunicación a mensajes de texto, fotos o mensajes de voz, desaparece en gran parte la posibilidad de la comunicación más compleja. Además en cierto modo es menos humana, no se habla mirando a la otra persona. La unión entre adolescentes y redes sociales, son una forma de comunicarse mediante una pantalla, no mirando a otra persona.

 

Establecer Nuevas Amistades o Conservarlas

Al llegar el momento de hacer nuevos amigos, se requieren habilidades y cierta valentía ante la posibilidad de sufrir un rechazo o decepción. Cada adolescente parte con unas capacidades innatas para construir o mantener relaciones con otros adolescentes o adultos. Aun así, todos ellos pueden practicar y mejorar, tomando riesgos, equivocándose y aprendiendo de los errores. Uno de los pilares para una buena autoestima es tener la capacidad de comunicar los sentimientos tanto positivos como de desaprobación hacia otra persona sin que le suponga una situación estresante.

“Las redes sociales pueden provocar ansiedad, depresión, soledad y mala imagen corporal”

Durante una conversación mediante texto, las dos partes tienen tiempo para meditar las respuestas, se pierde la espontaneidad y cierta naturalidad. Según vamos madurando, la comunicación se vuelve más compleja, con pequeños gestos que aportan los matices. Los niños y adolescentes cuando pasan demasiado tiempo frente una pantalla no están desarrollando esas habilidades que les serán tan necesarias en la vida de adulto, por ejemplo en las relaciones de amistad, sentimentales o laborales.

 

Peligros en las Redes Sociales

Otra de las consecuencias habituales del uso por niños o adolescentes y redes sociales son las conductas toxicas hacia sí mismos o hacia los demás. Todos sabemos la importancia que tiene ser aceptado por los demás para los adolescentes, incluso ser popular se considera como tener éxito. En este sentido, las chicas suelen socializar más para establecer su identidad respecto a otras niñas, lo que las lleva a exponerse más. Cuando sienten que algo no va bien, llegan la autoestima baja y el resentimiento.

 

En el entorno OffLine, el recorrido de la popularidad o la aceptación se mueve en un entorno reducido al entorno escolar y las amistades. El las redes sociales están expuestos a resultados ilimitados cuando una imagen, vídeo o reacción se convierte en viral, ese es uno de los peligros en las redes sociales. El impacto de un auto retrato (selfie) es el termómetro perfecto para medir la popularidad de un adolescente, por la cantidad de “me gusta” recibidos.

 

 

Lo que empuja a muchos de ellos pasar horas en busca del la foto “perfecta”, basando muchas veces el éxito al uso apropiado de los filtros y retoques fotográficos para logra una imagen artificial, una realidad que solo existe en el mundo virtual.

 

 

El Papel de los Padres Respecto a las Redes Sociales

Otro aspecto negativo en el mal uso de las redes sociales está relacionado a la falsa sensación de impunidad. Usando mensajes de texto o mediante las redes sociales se dicen cosas que no se dirían en persona o no de la misma manera. El hecho de no tener delante a la persona de la que hablan, les lleva a ser más crueles o llegar más lejos en los ataques. Muchas veces estas conductas esconden una autoestima baja.

 

La mejor forma de reducir el riesgo es reduciendo el consumo, para empezar los padres pueden dar ejemplo al evitar comportamientos como mirar el teléfono compulsivamente, algo bastante habitual en muchos padres e hijos. Establecer límites de uso, con horarios o situaciones donde está limitado el uso de las redes sociales. Como suele ocurrir, lo importante es compaginar todo tipo de actividades, sin que ninguna de ellas tenga demasiada influencia.

 

¿Cuándo empieza la adolescencia?

Referencias: clínica condes

Deja un comentario

error: ¡Este contenido está protegido ante la copia!