Cambios en la Adolescencia

Sin duda, la mayor característica de esta etapa, son los cambios en la adolescencia. Estos cambios son físicos como psicológicos, y hacen posible la transición de niño a adulto. Es normal que para los niños o adolescentes sea un tiempo de dudas e inseguridades. Generalmente las niñas suelen atravesar este periodo un poco más jóvenes, entre los 13 y los 15 años. Mientras los chicos lo hacen entre los 15 y los 17 años.

imagen Cambios físicos y psicológicos durante la adolescencia

Cambios Físicos en la Adolescencia

Los cambios físicos en la adolescencia son los más evidentes, es el momento del fenómeno que popularmente llamamos «el estirón». Sin embargo el crecimiento no se realiza al mismo tiempo en todo el cuerpo, en primer lugar se desarrolla en las piernas, tronco, brazos y cabeza. Este crecimiento suele finalizar a los 16 o 17 años en las chicas, mientras que en los chicos puede alargarse hasta los 21 años.

 

Otro factor importante viene determinado por los cambios hormonales durante en la adolescencia y como afectan pricipalmente a las chicas. En ellas comenzarán a desarrollarse los pechos alrededor de los 10 u 11 años, junto a la aparición del vello púbico y en las axilas. Otro signo evidente es el aumento de grasa corporal y el ensanchamiento de la cadera. Sobre los 12 a 14 años o dos años después de iniciarse los primeros cámbios físicos, comenzarán los periodos menstruales, con la maduración de los ovarios. En ellos se generan las hormonas relacionadas con el desarrollo sexual y reproductivo: los estrógenos y la progesterona y en menor medida la testosterona.

 

En los niños, los genitales comienzan a desarrollarse entre los 12 y los 14 años. También las manos, espalda aumentan de tamaño junto al aumento rápido de estatura de entre 15 y 25 cm. Este crecimiento puede ser de una vez o en varias fases pero en todo caso hasta aproximadamente los 20 años de edad. La aparición del vello en los genitales y axilas, vendrá seguido de la aparición de pelo en todo el cuerpo, especialmente en brazos y piernas. El aumento en la hormona testosterona, propicia la producción de esperma en los testiculos. Junto a las erecciónes involuntarias, aparecen los llamados «sueños húmedos».

 

 

Cambios Psicológicos en la Adolescencia

Entorno a los 12 años se alcanza la capacidad de  pensar en abstracto, y más adelante, a los 15 o 16 años el desarrollo moral; es decir saberlo que está bien o mal. Algunos estudios demuestran que hasta los 25 o 30 años no se desarrolla por completo la corteza prefrontal. Por lo tanto no es hasta ese momento cuando se alcanza la capacidad para analizar lo que conviene hacer: con planificación, razonamiento y el control de impulsos, lo que conocemos como maduración definitiva. Esto explica las conductas de riesgo en las que suelen implicarse los adolescentes.

 

Mientras que el adulto, con el lóbulo frontal totalmente desarrollado, analiza cual es la mejor decisión. Sin embargo un adolescente suele dejarse llevar por la emoción de ira, por ejemplo, y empezar una pelea ante un compañero que le insulta.

 

Durante los primeros años mantienen todo el interés por amigos del mismo sexo, a quienes atribuirán la relevancia que le quitarán a sus padres. La necesidad de explorar nuevos terrenos les puede llevar a prácticas sanas como el deporte o nuevas aficiones o a conductas peligrosas como el consumo de alcohol y drogas. En todo esto influye el papel de los amigos y la fuerte necesidad de integrarse en el grupo, adoptando los valores, costumbres y forma de vestir, para buscar su independencia, distanciandose de los padres. Durante la última fase de la adolescencia, desciende el interés por explorar y suelen empezar las relaciones de pareja estables.

 

Cambios en la imagen corporal de adolescentes

Respecto a la imagen corporal, durante la primera etapa ante los primeros cambios corporales, se produce una gran inseguridad sobre sí mismo ya que no reconoce su propio cuerpo. El adolescente desarrolla una preocupación por su apariencia física, para encontrar respuestas se comparan con otros adolescentes de su entorno. Aparece un interés sobre la anatomía y la fisiología sexual. Con el tiempo empieza a aceptar su cuerpo, excepto que exista algún rasgo llamativo, y empieza a hacer lo posible para mejorar su aspecto físico.

 

Esto explica que en algunos casos, las chicas puedan verse relacionadas con trastornos alimenticios. Durante la última fase de la adolescencia, ya se han aceptado las características del cuerpo y la imagen del cuerpo tiene menor relevancia.

 

Respecto a la relación con los padres, durante los primeros años de adolescencia, los cambios en la adolescencia llevarán al distanciamiento en todo lo relacionado con sus padres y al rechazo respecto a aceptar sus recomendaciones. Se produce un vacío emocional al distanciarse de los padres, lo que puede crear un comportamiento dificil y bajar el rendimiento escolar. En este periodo de transición la prioridad es buscar sustituir el amor de los padres. En este entorno donde no hay una base solida para los sentimientos y la seguridad, es normal un comportamiento y humor lleno de alitvajos.

 

 

Hacia los 14 o 16 años, aumentan los conflictos con los padres y centran toda la relevancia los amigos. Durante la adolescencia tardía, la última etapa, volverá a encontrarse con la familia y es capaz de valorar los consejos. No todos los adolescentes alcanzan la madurez suficiente para aceptar retos y responsabilidades a la misma edad, muchos continuarán dependiendo de su familia incluso alcanzada la madurez.

 

 

Cambios Emocionales en la Adolescencia

Durante este perio lleno de cambios en la adolescencia, es habitual tener giros emocionales en pocos minutos. Pasar de la euforia a la tristeza en cuestión de minutos, tener una sesación de tranquilidad y bienestar para pasar a perder la calma totalmente ante la menor contrariedad. La explicación a los cambios emocionales durante la adolescencia, se encuentra en la presión que suponen los cambios importantes en el propio cuerpo, el propio cuerpo que conocía ya no existe. Debe enfrentarse a situaciones desconocidas, aceptar su cuerpo, la menstruación, las nuevas relaciones de amistad o de pareja.

 

 

Por la parte de la relación de los adolescentes con sus padres, otro de los cambios en la adolescencia hay un intento de distanciarse para lograr una independencia respecto a ellos. Ahora se sienten libres y capaces de tomar decisiones por su cuenta, pero por otro lado sienten la presión de estar solos. Ayudar a los adolescentes a manerjar todos estos cambios es posible, enseñandoles a manejar sus sentimientos, con técnicas de inteligencia emocional. De todos modos los resultados no llegarán rápidamento, ya que por otro lado están bajo la influencia de gran cantidad de hormonas.

 

En definitiva los cambios psicosociales de la adolescencia son: alcanzar la independencia afectiva sobre los padres, aceptar su nueva imagen corporal, crear y establecer nuevas relaciones de amistad y de pareja con la aparición de la actividad sexual. Como hemos visto, los cambios en la adolescencia son muchos e importantes.

 

¿Cuándo comienza la pubertad?

La pubertad comienza cuando los cambios en el cerebro de tu hijo hacen que las hormonas sexuales comiencen a liberarse en los ovarios de las niñas y en los testículos de los niños. Esto suele ocurrir alrededor de los 10-11 años para las niñas y alrededor de los 11-13 años para los niños. Pero es normal que el inicio de la pubertad oscile entre los 8 y 13 años en las niñas y entre los 9 y 14 años en los niños. Cada niño es diferente y se desarrolla a diferentes ritmos.

No hay forma de saber exactamente cuándo comenzará la pubertad tu hijo. Los primeros cambios en el cerebro y los niveles hormonales del adolescente no se pueden ver desde el exterior, por lo que es fácil pensar que la pubertad no ha comenzado. La pubertad se puede completar en unos 18 meses o puede tardar hasta cinco años. Este rango también es completamente normal.

Niñas: cambios físicos clave en la pubertad

Si tienes una hija, estos son los principales cambios físicos externos en la pubertad que puedes esperar.

Alrededor de los 10-11 años:

Los senos comenzarán a desarrollarse. Este es el primer signo visible de que comienza la pubertad. Es normal que los senos izquierdo y derecho crezcan a diferentes velocidades. También es común que los senos estén un poco sensibles a medida que se desarrollan. Si tu hija quiere un sostén, un top corto suave o un sostén deportivo puede ser una buena primera opción.
Tu hija tendrá un crecimiento acelerado. Algunas partes de su cuerpo, como la cabeza, la cara y las manos, pueden crecer más rápido que las extremidades y el torso. Esto podría dejarla luciendo desproporcionada por un tiempo. En promedio, las niñas crecen de 5 a 20 cm. Suelen dejar de crecer alrededor de los 16 – 17 años.
La forma del cuerpo de tu hija cambiará. Por ejemplo, sus caderas se ensancharán.
Los genitales externos (vulva) y el vello púbico de tu hija comenzarán a crecer. Su vello púbico se oscurecerá y se volverá más grueso con el tiempo.

Alrededor de los 12-14 años, aproximadamente dos años después de que comience el desarrollo de los senos.

Comenzará a crecer pelo en las axilas de tu hija.
Tu hija secreción clara o blanquecina de su vagina durante varios meses antes de que comiencen sus períodos. Si la secreción le molesta a su hija, podría sugerirle que use un protector de bragas. Si su hija dice que tiene picazón, dolor o un olor fuerte o desagradable, consulte con un médico de cabecera.
Comenzarán los períodos. Esto es cuando el revestimiento del útero (matriz), incluida la sangre, es expulsada todos los meses. Tu hija puede tener dolor antes y durante su período, como dolores de cabeza o calambres estomacales. Sus períodos pueden ser irregulares al principio. La primera menstruación se llama menarquia.

Niños: cambios físicos clave en la pubertad

Si tienes un hijo, estos son los principales cambios físicos externos en la pubertad que puedes esperar.

Alrededor de los 11-13 años

Los genitales externos (pene, testículos y escroto) comenzarán a crecer. Es normal que un testículo crezca más rápido que el otro. Puedes asegurarle a tu hijo que los testículos de los hombres generalmente no son del mismo tamaño.
El vello púbico comenzará a crecer. Se volverá más oscuro y espeso con el tiempo.

Alrededor de los 12-14 años

Su hijo tendrá un crecimiento acelerado. Se hará más alto y su pecho y hombros se ensancharán. Algunas partes de su cuerpo, como la cabeza, la cara y las manos, pueden crecer más rápido que las extremidades y el torso. Esto podría dejarlo luciendo desproporcionado por un tiempo. En promedio, los niños crecen entre 10 y 30 cm. Suelen dejar de crecer alrededor de los 18-20 años.
Es común que los niños tengan un desarrollo mamario menor. Si a su hijo le preocupa esto, puede informarle que es normal y que generalmente desaparece por sí solo. Si no desaparece o si los senos de su hijo parecen estar creciendo mucho, podría hablar con su médico de cabecera.

Alrededor de 13-15 años

El cabello comenzará a crecer en otras partes del cuerpo de su hijo: debajo de los brazos, en la cara y en el resto de su cuerpo. El vello de sus piernas y brazos se espesará. A algunos hombres jóvenes les crecerá más vello corporal hasta los 20 años.
Tu hijo comenzará a producir más testosterona, lo que estimula a los testículos a producir esperma. El adolescente comenzará a tener erecciones y a eyacular (liberar esperma). Durante este período, las erecciones a menudo ocurren sin ningún motivo. Hazle saber que esto es normal y que la gente no suele darse cuenta. La eyaculación durante el sueño a menudo se denomina “sueño húmedo”.

 

Alrededor de los 14-15 años

La laringe ‘nuez de Adán’ se hará más pronunciada. La laringe de tu hijo se agrandará y su voz se volverá más quebrada y eventualmente se hará más profunda. Las voces de algunos niños se mueven de alto a bajo y viceversa, incluso en una oración. Este efecto desaparecerá con el tiempo.

Otros cambios físicos en la pubertad: por dentro y por fuera

Cerebro
Los cambios en el cerebro adolescente afectan al comportamiento y las habilidades sociales de tu hijo. Hacia el final de este periodo comenzará a desarrollar un mejor autocontrol y habilidades en la planificación, la resolución de problemas y la toma de decisiones. Este proceso continuará hasta pasados los 20 años de edad.

Huesos, órganos y sistemas corporales
Muchos de los órganos de tu hijo crecerán y se fortalecerán. El rendimiento pulmonar mejora, las extremidades crecen y los huesos aumentan de grosor y volumen.

Peso
Su hijo aumentará de peso y necesitará alimentos más saludables . Los estómagos e intestinos de los adolescentes aumentan de tamaño y necesitan más energía, proteínas y minerales . Los alimentos con mucho calcio y hierro son importantes para el crecimiento óseo y la circulación sanguínea.

Patrones de sueño
Los patrones de sueño cambian y muchos niños comienzan a permanecer despiertos más tarde en la noche y a dormir hasta más tarde en el día. Además, el cerebro reajusta el reloj biológico durante la pubertad. Los niños que atraviesan la pubertad necesitan dormir más que antes de que comenzara la pubertad.

Sudor
Durante la pubertad se desarrolla un nuevo tipo de glándula sudorípara en la axila y el área genital. Las bacterias de la piel se alimentan del sudor que produce esta glándula, lo que puede provocar mal olor corporal. La higiene es importante.

Quizás te interese:Pubertad y Adolescencia

Deja un comentario

error: ¡Este contenido está protegido ante la copia!