Un Hijo Educado Y Capaz

¿Qué es para ti, un hijo educado? Seguramente, la mayoría diría que:

“El que me obedece”

“El que se sabe comportar, no discute con los demás”

“El que no hace nada que me avergüence”

Sin embargo, realmente ¿en qué clase de adulto lo convertirá eso en un futuro? Si es una persona obediente, y una vez tú ya no estés en su vida ¿A quién obedecerá? Puesto que no le has permitido aprender a decidir por sí mismo, sino a hacer lo que se le dice, necesitará una persona a la que obedecer ¿Quién será y qué intereses tendrá?, ¿La educación de tu hija/o?, ¿Su bienestar? Es mejor no dejar algo así al azar.

imagen adolescentes educados y capaces

 

Enseña a tu Hijo Adolescente a Tener sus Propias Ideas

Si no enseñas a tu hijo a manifestar sus ideas siempre con respeto a los demás, porque es de “buena educación” no discutir, lo estarás condenando a no valorar su propia opinión. Es decir su autoestima no sería positiva y además acabaría por no interesarse por la opinión de los demás. Sin esta herramienta social de comunicación se condicionaría su capacidad para construir vínculos en su entorno. Esto mermará su desarrollo pues no aprenderá a argumentar y negociar.

Las personas con esa forma de actuar terminan siendo inseguras, con miedo a los cambios, a lo nuevo.

Básicamente estarás educando a un ser inmaduro, que como no ha aprendido a relacionarse adecuadamente, se convertirá en una víctima o un agresor. (Considerando que los demás son los responsables de todo, los “culpables”). Ellos no toman decisiones, por tanto no se consideran a sí mismos responsables de nada, luego no tienen que hacer nada, ni nada es responsabilidad suya. Las personas con esa forma de actuar terminan siendo inseguras, con miedo a los cambios, a lo nuevo.

 

Educar es Prepararlo Para Convertirse en un Adulto Feliz, Equilibrado y Exitoso

¿Cómo lo harás? ¿Qué criterio seguirás para darle una buena educación a tu hijo?

 

Si nos guiamos por la educación recibida por nosotros, es decir una educación a otras personas (Tus hijos por mucho que se parezcan a ti, son personas diferentes) y en otra época (el entorno no para de cambiar), lo normal es cometer errores.

 

Si intento que mi hija/o aprenda de una forma contraria a como lo hace su cerebro, sus necesidades o personalidad propia, no aprenderá. Si imponemos al adolescente una forma de ser y comportarse, solo memorizará lo que tiene que hacer en tu presencia para no tener problemas contigo.

 

Si ninguneo su emoción, no se sentirá capaz, merecedor. Es decir si le digo que no se enfade, que no debe sentir miedo, pero me río de sus intereses y opiniones le estoy diciendo que no es bueno, que no vale. Y si sus padres le dicen de mil formas incluidas palabras que no es bueno, él o ella creerán que no son buenos. Este tipo de persona pierde la iniciativa, no se moverá, no aprenderá, no crecerá. Siempre serán seres dependientes de alguien “más fuerte”.

 

Permite al Adolescente Explorar en su Entorno

Somos mamíferos, esto implica que el único criterio válido es el NATURAL. Todos los mamíferos hembras en los primeros meses de gestación generan hormonas que los preparan para sentir un amor protector hacia esas crías que van a traer al mundo.

 

Observa pues a cualquier mamífero: perros, elefantes, vacas… ¿Cómo se aseguran ellos de que sus hijos van a poder vivir sin ellos? Que van a ser autónomos ¿Cómo los preparan para desenvolverse mientras son unos cachorros que dependen de ellos?

 

Les permiten explorar en su entorno, para que aprendan cómo conseguir sus objetivos, que se adapten. Aprender a actuar ante las amenazas, como los depredadores. A relacionarse con sus hermanos, con el resto de la manada. Desarrollar habilidades para la búsqueda de alimento, con un riesgo controlado, evitando que mueran en el intento, puesto que no tienen experiencia.

 

Una vez hemos entendido nuestra parte animal, como humanos debemos interiorizar que la clave del éxito en el desarrollo de nuestro hijo/a adolescente, es usar nuestra parte cerebral única y exclusivamente humana “El Cerebro superior” para gestionar la animal.

 

Enseña a tu Hijo Adolescente a Pensar por sí Mismo

Puedes seguir estos 5 pasos:

1-Fíjate en tus emociones, conócete: ¿Cuándo te enfadas?, ¿Qué te hace feliz? ¿Qué te entristece?, ¿Qué gestos manifiestan estas emociones? Enséñale a pensar en esto. No le hagas sentir mal por sus emociones, son inevitables. Gracias a ellas hemos sobrevivido como especie. Pero enséñale a gestionarlas.

 

2-Gestiona tus emociones: ¿Qué ocurre cuando te enfadas?, ¿Cuándo lo manifiestas?, ¿Cuál es objetivo que tienes cuando lo haces?, ¿Lo consigues?, ¿Se te ocurre alguna forma de reaccionar de forma diferente para conseguir ese mismo objetivo? Que la razón entre para dominar la emoción.

 

3-Entonces si eres concienzudo, perseverante, se te dan bien las ciencias y te formas: ¿Podrías llegar a ser arquitecto? Claro= AUTOMOTIVACIÓN. Tu hijo una vez se conozca y sepa gestionar su parte animal, se sentirá capaz de alcanzar cualquier objetivo que se plantee. Para evitar frustraciones debemos evaluar si este está en la línea de sus capacidades, haciendo el esfuerzo oportuno. Por eso es tan importante ser muy realista, muy honesto a la hora de conocerse (paso 1) y evitar de este modo el plantear expectativas, objetivos no acordes con sus capacidades. Suelen ser muchas más de las que se observan a primera vista o las que la familia le asigna a cada adolescente, ”el cartel que se nos cuelga” desde niños.

 

4-Enseñarle a ponerse en el lugar de los otros. Empatía. Piensa: ¿Por qué esta persona hizo eso?, ¿Qué pensará?, ¿Qué otras experiencias habrá tenido que me pueda ser útil conocer?, ¿Puede que queramos lo mismo?, ¿Qué significa esa expresión facial?, ¿Ese tono de voz? Entender a los demás, leer los gestos de nuestro interlocutor, nos permite negociar con ellos de una forma inteligente, para alcanzar nuestros objetivos, sin dañar a nadie. Llegar a acuerdos satisfactorios, tomando las riendas de nuestra vida.

 

5-Habilidades sociales: Para tener una familia sana, para montar una empresa, para conseguir un trabajo, tener buenos amigos; necesitamos saber cómo relacionarnos con los demás. De este modo conseguimos que estos quieran estar, vivir, trabajar con nosotros. Esto implica saber consolar al afligido, mantener una conversación, saber presentarse, saber cuando ceder o decir que no.

Todos necesitamos un grupo de apoyo, más allá de la familia.

 

Fomenta las Habilidades Sociales en tu Hijo Adolescente

Cuando nuestro hijo/a adolescente haya aprendido a desarrollar estos 5 pasos, será capaz de, mediante unas interrelaciones sanas, cumplir sus expectativas de vida. En ese caso podremos decir que hemos cumplido una de las funciones más importantes como padres: prepararlos para vivir su propia vida, habiéndose convertido en su mejor versión. La capacidad de manejar estas herramientas sociales debe haberse adquirido hacia el final de la adolescencia. Gracias a estas habilidades, encontraremos obstáculos, tendremos dudas, pero nunca tiraremos la toalla. Tu hijo tendrá todo lo necesario.

 

Aunque tu hijo haya llegado a “esa edad” en la que rechaza todo lo que le propones, se sienten obligados a rechazar antropológicamente a los padres, NOS NECESITAN. Cuando tengas dudas sobre la educación de tu hijo, preguntate ¿Cuál es el criterio natural en este caso?, ¿Cómo funciona su cerebro?, ¿Qué necesidad está buscando satisfacer? Esta reacción mía ¿facilita su madurez?

Pilar García Gil – Coach familiar.

Puedes ver más contenido de Pilar en su canal de Youtube

Deja un comentario

error: ¡Este contenido está protegido ante la copia!